>

Tengo el síndrome "Chicote" Destacado

Alberto Chicote Alberto Chicote

      Desde que he conocido a este popular cocinero y su programa de televisión, voy a los restaurantes con una mala leche ya prefabricada antes de entrar en el local. Me fijo en ínfimos detalles que antes pasaban totalmente desapercibidos para mí, y que ahora me provocan cierto malestar tonto que puede llegar a impedirme disfrutar del sitio, su comida, su ambiente, o incluso la compañía del momento.

   Alberto ChicoteChicote me simpatiza, me gusta su manera de decir las cosas a la cara, sin rodeos, y paso un rato agradable viendo su programa (a pesar de ser la misma fórmula capítulo tras capítulo, y de que la TV, en general, no es santo de mi devoción), pero su programa me ha generado cierta sensación de intranquilidad. Sin ir más lejos, el sábado pasado estuve cenando con unos amigos en un restaurante de la capital murciana (de cuyo nombre no quiero acordarme...) y tuve esos claros síntomas del síndrome "Chicote": una excesiva actitud crítica (en mi caso silenciosa), y un estado de alerta permanente.

   Y no es que antes acudiera a los restaurantes confiado y todo me pareciera perfecto, pero Chicote nos ha confirmado, entre otras cosas, algo que muchos ya sospechábamos aunque no queríamos creerlo del todo, y es que la cocina de muchos restaurantes y bares de este país está llena de <<merde>>, o lo que es peor aún, que nos sirven alimentos directamente caducados, o en un estado lamentable. Por lo tanto, ahora cada vez que veo a un camarero estresado, los platos salen fríos de la cocina, el cordero sabe muy salado, o me traen la ensalada como último plato en vez de como entrante (como pasó el sábado pasado), no puedo evitar preguntarme: "¿cuánta <<merde>> habrá en la cocina?".

Modificado por última vez en Martes, 08 Diciembre 2015 07:03

academia JAF

"Cuando un hombre no sabe hacia donde navega, ningún viento le es favorable" (Séneca)

Siempre me he propuesto luchar por hacer realidad todos mis sueños, aunque soy consciente de que con una sola vida no me alcanzará para conseguirlo. Pero no por eso bajaré los brazos y renunciaré a ellos, porque no conozco otra forma más divertida de sentir que estoy feliz, vivo, sano y preparado, a la vez, para morir.

En este blog tenéis la "llave maestra" que abre y cierra todas las cerraduras de mi mundo, el que yo veo, escucho, siento y pienso. Espero que os sirva para que vosotros también alcancéis vuestros sueños...

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbete Youtube para + vídeos

 

Gracias por apoyar a academia JAF

¡Puedes colaborar desde sólo 1 euro! (No es necesario tener una cuenta PayPal. Basta con una tarjeta de crédito) academia JAF ofrece todo su contenido 100% gratis, lo que quiere decir que los que formamos parte de este proyecto comemos por otros trabajos que realizamos diariamente, dedicándole a esta labor educativa "sólo" nuestro tiempo libre. No obstante, pedimos tu colaboración y por ello aceptamos pequeñas donaciones desde sólo 1 euro para financiar el mantenimiento de la página y para poder incrementar el tiempo que le dedicamos a la creación de más y mejor contenido. Si te hemos ayudado, y tú nos puedes ayudar, te estaremos muy agradecidos. ¡Gracias! Puedes realizar la donación a través del siguiente formulario de Paypal:



Entradas recientes del Blog

Comentarios recientes

Últimas lecciones publicadas:

Volver

En esta web usamos cookies propias y de terceros. Al navegar aceptas el uso de las mismas.